jueves, 27 de noviembre de 2014

El Baloncesto Sevilla ha jugado seis veces en Santiago, con un balance de tres victorias para el Obra y tres para los sevillanos. Pero el partido más rocambolesco de todos los que han disputado fue el que se jugó en 1987, cuando la formación andaluza daba todavía sus primeros pasos en la competición profesional. De hecho, fue en esa temporada 1987-88 en la que el entonces Caja San Fernando debutaba como equipo tras haber adquirido la plaza del club Dribling, de Madrid.

Fue un 18 de noviembre de 1987 cuando el Caja San Fernando visitaba por primera vez la capital gallega. En Sar le esperaba un Feiraco Obradoiro en horas bajas, hundido en la clasificación y con problemas extradeportivos. Uno de sus americanos, Bill Collins, acababa de marcharse a Estados Unidos por una grave enfermedad de su madre. Y el otro, Mike Schultz, estaba rindiendo muy por debajo de lo esperado tras su gran temporada anterior en el Joventut y el esfuerzo del Obra por su fichaje. El entrenador (Julio Bernárdez) también había dimitido, muy descontento con el rendimiento del que tenía que ser jugador franquicia del club. Y días antes, la prensa publicó que el propio Schultz se había escapado a Suiza sin permiso con la excusa de que iba a comprar ropa porque en Santiago hacía mucho frío.

Primera plantilla del Caja San Fernando (Temp. 1987-88)
Enfrente, un Caja San Fernando que en su primera aparición oficial tenía como objetivo nada menos que el ascenso a la ACB. En sus filas estaban Quique Azcón (acabaría jugando en el Obra tras su paso previo por Murcia), Toño Martín, Javier García o dos americanos (Terry White y M.Crow). Como anécdota, el encargado de confeccionar la plantilla fue un tal José Luis Sáez, en aquel momento presidente de la Federación Andaluza. El equipo llegaba a Santiago en la zona media-alta y la prensa sevillana cuenta con ganar de calle. "Si el Caja San Fernando pisa a fondo el acelerador, debe conseguir una victoria", resaltaban la víspera en la prensa de Sevilla.

Azcón jugó en Sevilla
y después en el Obra
El partido se jugó entre semana, a golpe de miércoles, ya que la liga regular contaba con 28 equipos (divididos en dos grupos) y esto obligaba a disputar muchas jornadas entre semana para poder completar el calendario. La cuestión es que justo ese miércoles había un partido de fútbol de la selección española, un España-Albania, que era retransmitido por la televisión. Conviene recordar que en aquel momento no había la cantidad de deporte televisado que hay ahora. Y un partido de esas características (clasificatorio para la Eurocopa) rompía marcas en el share, sobre todo teniendo en cuenta que entonces únicamente existían tres canales televisivos (TVE 1, TVE 2 y TVG).

El encuentro de la España de Butragueño, Míchel, Calderé, Julio Alberto y compañía comenzaba a las 20.30 horas. Por esa razón, la directiva del Obradoiro decide con buen criterio retrasar el inicio del partido a las 21.30, con el objetivo de que España liquidase pronto el partido ante los albaneses (así sucedió después) y los aficionados pudiesen acudir al viejo pabellón de Sar. Y así se lo había hecho saber a la Federación Española de Baloncesto.

Ahí empiezan las complicaciones. A media tarde, el club recibe un telex de la FEB avisando de que no se aceptaba el cambio de horario porque la solicitud había llegado tarde. El problema es que los jugadores estaban citados a las 20.15 en el pabellón. Y lejos de facilitar las cosas, el Caja San Fernando se puso a calentar nada más llegar al pabellón con la intención de jugar a la hora oficial, sabedor de que muchos aficionados no se enterarían del cambio de hora y de que el ambiente en Sar sería gélido. Dicho y hecho.

La camiseta del CSF combinaba verde (Betis) y rojo (Sevilla)
El delegado del Feiraco Obradoiro entregó las fichas a solo 15 minutos de que comenzase el encuentro, después de que los colegiados (Ferreira y Canto) amenazasen con suspender el partido si éste no se iniciaba a las 20.30. Los santiagueses tuvieron unos minutos para cambiarse a toda prisa y saltar a la pista. Algún jugador, como Paco Dosaula, no formó parte del cinco inicial "porque llegó con el tiempo justo", recordaba la crónica del día siguiente. El Obradoiro comenzó a jugar sin calentar. Y en las gradas de Sar menos de 20 espectadores.

UN 1-17 DE INICIO

Con un Obradoiro frío (igual que el ambiente) y un Caja San Fernando caliente, los sevillanos comienzan con un parcial de 1-17 que parecía finiquitar el partido. Pero los santiagueses comenzaron a entrar en el partido al mismo tiempo que sus seguidores entraban en el pabellón. Los puntos de Dosaula, Julio Jiménez, Torres o el discutido Mike Schultz hacen que el Obradoiro se acerce y consiga ponerse a cinco puntos (36-41) antes del descanso. En el equipo cajista no se lo creían, la misma incredulidad que vivían la afición obradoirista que llegaba a Sar y se encontraba con la mitad del partido ya disputado.

Plantilla del Feiraco Obradoiro (Temp.87-88)
Y es que en Sevilla no contaban con una afición que, quizás espoleada por la jugarreta del horario, se volcó con el Obradoiro como en las grandes ocasiones. "La ciudad jacobea no se entusiasma ni mucho menos con el Feiraco", llegó a decir el día antes del partido un periódico sevillano. Es precisamente ese público el que lleva en volandas al Obra, que culmina la remontada y llega al último minuto con opciones de triunfo. Un triple del Caja San Fernando a 39 segundos del final ponía el empate a 75. Pero dos faltas consecutivas sobre Aaron Brandon, sustituto de Collins, permiten colocar el 77-75. Los sevillanos tienen un último tiro pero no entra. La victoria es para el Obra, la primera en la historia del club compostelano contra el hispalense.

FICHA TÉCNICA (18/11/1987)

-FEIRACO OBRADOIRO (77):  Montero (10), Brandon (12), Julio Jiménez (16), Schultz (17), Julio Torres (12), Paco Dosaula (10). 26 rebotes y 20 FP.
-CAJA SAN FERNANDO (75): Azcón (10), García (6), White (25), Martín (8), Crow (22), Velasco (4). 21 rebotes y 18 FP.
-Árbitros: Ferreira y Canto.
Etiquetas:

2 comentarios:

  1. Al final a los Sevillanos les salió el tiro por la culata.
    De aquel equipo recuerdo vagamente (era un niño)la figura de Schultz,su facilidad en el tiro de 4 metros y sus muñequeras grandes que marcaron tendencia.A la espera de esa entrada sobre su figura.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Osea,que se cambia el horario por un España-Albania y por un derbi gallego no?Andaaa!!!jijiji

    ResponderEliminar