viernes, 31 de enero de 2014

Un 31 de enero como hoy, en 1987, el Obradoiro le ganaba al Elosúa de Essie Hollis un partido que el equipo santiagués tenía perdido a poco de terminar. Era el último minuto y el marcador señalaba un 90-93 a favor de los leoneses. Pero tres jugadas decisivas en esos últimos segundos permitieron dar la vuelta al marcador, con Mario Iglesias como protagonista. Victoria obradoirista por 94-93.

Plantilla del Elosúa León, temporada 1986-87
(Foto: http://leonoticias.com)
En ese último minuto hubo de todo. Primero, una canasta de Mario Iglesias que apretaba las cosas al máximo (92-93). Después, una pérdida de balón del León cuando -según la crónica del día siguiente- restaban solo 4 segundos para el final. Y para terminar, una falta personal en el último segundo del partido a favor de Obradoiro. El propio Mario Iglesias se encargó de transformar ese 1+1 con el reloj a 0.  Conviene recordar que en aquel momento todavía estaba en vigor esta regla, que solo permitía lanzar el segundo tiro libre si se anotaba el primero. Vamos, que si Mario hubiese fallado el primer tiro libre el Obra hubiese perdido el partido. ¿Presión? ¿What?

Plantilla del Obra que le ganó a Elosúa León en Sar
Aquella victoria confirmó todavía más el temporadón que estaba haciendo Feiraco Obradoiro en la campaña 1986-87. Ese día también brilló sobremanera Ricardo Aldrey (25 puntazos, los mismos que Hollis), así como la pareja de americanos Bill Collins-Bobby Wallace, Paco Dosaula, Calvelo -eliminado por faltas en el minuto 32-, Juane, Julio Torres, Lete y Julio Jiménez. El máximo anotador del partido fue Kazanowski, un pivot internacional canadiense que llegó a jugar en el Joventut y que disputó dos Juegos Olímpicos. Pero sus 28 puntos fueron insuficientes para tumbar al Obra.
Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario