miércoles, 12 de marzo de 2014

Hace 31 años que el Obradoiro vivió una de sus peores pesadillas como club. Un 12 de marzo como hoy, pero de 1983, el Obra perdía por 81 puntos (sí, 81) frente al Areslux Granollers. La peor derrota en la historia del Obradoiro. El resultado final (130-49) deja pocas dudas sobre lo que supuso aquella tarde de sábado para el equipo santiagués. Era la parte final de la temporada 1982-83, la primera del Obra en la élite del basket español. Una temporada para olvidar en lo deportivo pero que también ha servido para valorar aún más lo complicado que es mantenerse en la actual ACB.
El Obradoiro de la temporada 1982-83, la primera en la actual ACB
La explicación a lo de Granollers es sencilla. La situación del club era gravísima, los jugadores de la primera plantilla llevaban meses sin cobrar y no viajaron a Cataluña. Sí lo hicieron los jugadores juniors del equipo, lo que permitió disputar el partido. No faltó orgullo y garra. Pero enfrente estaba un Granollers en el que militaban, entre otros, Chichi Creus o el espectacular Slab Jones. Los 49 puntos del Obra aquel día se repartieron entre Abel Amón (13), Pérez (14), González (3), Ricardo Aldrey (10), Millán (7) y Oro (2). Otro día hablaremos de ese gran equipo junior -de los mejores de la historia del Obra- y de lo que consiguió unos meses más tarde.

Creus, en su etapa en Granollers
(Foto: Marca)
Sobre ese partido creo que leí algo escrito por Abel Amón hace tiempo. Una anécdota. Contaba que cuando llegaron a Granollers se encontraron con carteles anunciando el partido en el que vaticinaban un "Emocionant partit de Lliga Nacional" entre ambos equipos. Está claro que aquel partido fue cualquier cosa menos emocionante, y de hecho el mister catalán (Chus Codina) no paró de hacer rotaciones para evitar que la masacre fuese todavía mayor. Y eso que ha habido derrotas peores en el basket español! La más abultada es la que recibió en la temporada 75-76 el Breogán La Casera: 140-48 contra el Real Madrid. 

Y para el final, la moraleja. Al día siguiente la prensa pronosticaba que, tras ese papelón, el fin del Obradoiro estaba cerca. Se hablaba de una quiebra económica total y de un club hundido a todos los niveles. Pero está claro que el Obra no solo no se hundió, sino que ha conseguido sobrevivir y sigue más vivo que nunca y compitiendo con los mejores equipos de España. Aunque de vez en cuando no está de más recordar los momentos ingratos del club para valorar el presente. Y sobre todo, aprender de los errores para no repetirlos.

2 comentarios:

  1. Increible !! Sobre todo me gusta lo de "Emocionant partit de Lliga Nacional"

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo el pabellón lleno, el cinco de gala del Areslux (con Creus , Slab Jones, Mendi...) el 20-0 incial , el abrazo tras la primera canasta de Carlos Oro...En el partido de ida en Santiago , con todo el equipo y con Nate Davis en plan estelar estuvimos a punto de ganar al Areslux, que lo entrenaba como dices Chus Codina, gran entrenador fallecido en el 2000 , y al que los veteranos del Estudiantes hemos ido a homenajear hace poco en Segovia, ciudad donde nació
    http://segoviaaldia.es/not/72067/emotivo-homenaje-al-segoviano-chus-codina-con-el-encuentro-seleccion-segovia-veteranos-del-estudiantes/

    Abrazos, Abel Amón

    ResponderEliminar