lunes, 14 de abril de 2014

Hace justo un año que el Obradoiro consiguió vencer al Real Madrid en su pista (61-64) por primera vez en su historia. Y no solo eso! El Obra completaba así un poker de ensueño (ganando como visitante a los 4 equipos de Euroliga) en una temporada de ensueño para un equipo modesto como el nuestro: rozando la presencia en la Copa con la punta de los dedos y consiguiendo la clasificación para el play off por el título. Simplemente inolvidable.
Rafa Luz, ante Felipe Reyes en ese Real Madrid-Obra
(Foto: ACB)
La victoria en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid en aquella jornada 29 se forjó a base de esfuerzo y tenacidad. El Obra no bajó los brazos pese a un primer cuarto poco esperanzador (19-10) y fue capaz de llegar al descanso con el partido situado donde quería (29-25). El resto ya forma parte de la historia obradoirista: el triple frontal de Robbie Hummel (19 puntos, 25 de valoración), los tiros libres de Rafa Luz, la entrada fallida de Rudy y el triple final fuera de tiempo. El partido se puede volver a disfrutar gracias al imprescindible blog de Mirón.


El Obradoiro no solo consiguió una victoria de prestigio. También le regaló a la afición uno de esos triunfos que los equipos pequeños pocas veces disfrutan. La estadística lo demuestra: de las 45 veces que los equipos gallegos habían visitado hasta ese día al Real Madrid, solo en 3 ocasiones habían vencido. E incluso algunos nunca lo lograron, como el OAR. Es por ello que el 14 de abril de 2013 se recordará como el día en el que el Obra coronó uno de esos picos que le quedaban por escalar. Y además no lo hizo solo, sino que en esa ascensión estuvo acompañado de su afición. Como siempre.
Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario