martes, 29 de abril de 2014

Un 29 de abril como hoy, pero hace tres años, el Obradoiro consiguió la primera victoria en el play-off de ascenso a la ACB frente al Cáceres. Fue un partido durísimo, en el que el Obra logró el triunfo por solo un punto de diferencia (79-78) tras ir por detrás en el marcador durante buena parte del encuentro. Esa victoria significó la primera piedra en ese largo camino a la élite con parada final en Burgos. Pero lo más destacado aquella tarde de viernes sucedió sin estar el balón en juego. Y tuvo un efecto anímico demoledor para conseguir el objetivo.

Corbacho lanza el triple que empató el partido a 78. Quedaban 36 segundos(Foto: Fruqui)
Faltaban 08:44 para acabar el tercer cuarto y el Obradoiro perdía por 14 puntos. El equipo estaba totalmente bloqueado, roto. Cáceres ya mandaba en el descanso (37-46) y salió muy enchufado en la reanudación, con un Carlos Cherry espectacular. Hasta que el equipo dirigido por Gustavo Aranzana se puso 40-54 y Moncho no tuvo más remedio que pedir tiempo muerto. No salía nada y al rival le salía todo. El Obra estaba KO. La foto de Fruqui captó el momento.

El tiempo muerto previo a la ovación que cambió el partido
(Foto: Fruqui)
Pero la clave estuvo al término de ese tiempo muerto. Con el equipo rozando el KO, la afición comprendió que era el momento de decirle al equipo que no se podía rendir. Que la temporada había sido muy brillante (35 partidos jugados hasta ese día, 29 victorias) y que merecían la ACB. Por eso el Fontes do Sar le dedicó al Obra una ovación más propia de quien está apabullando al rival por 14 puntos, y no de quien está siendo apabullado por esa diferencia. "Estate a mi lado cuando menos lo merezca, porque será cuando lo más necesite". Y todo cambió desde ese momento. 

Esa ovación tras tiempo muerto de Moncho se puede revivir viajando al minuto 38 de este vídeo...


El resto de la historia es conocida. El Obra se recuperó del mazazo que supuso no haber conseguido el ascenso directo a la ACB, y ganó aquel primer partido de la serie gracias al esfuerzo de todo el grupo. El Cáceres tuvo el último tiro pero la bola no entró en la canasta.

El Obra no solo se llevó el partido. También ganó la serie 3-1 a un gran Cáceres (Antelo, Cherry, Lucio Angulo, Francis Sánchez, un campeón de la NBA como McCoy, otro ex-NBA como Ryan Humphrey... era otra LEB), derrotó al Breogán en semifinales y al Burgos en la última ronda. Y ascendió a la ACB.

El Obra, celebrando la victoria al acabar el partido(Foto: Fruqui)
Siempre quedará la duda de lo que hubiese pasado si el Obra no hubiese ganado aquel partido. Si McCoy Ryan Humphrey hubiese metido la canasta final y Cáceres se hubiese puesto por delante. Nunca lo sabremos. Lo que sí quedó claro, porque así lo reconocieron algunos protagonistas de ese día, que aquella ovación inesperada tuvo algo que ver en el resultado final del partido, de la temporada y, por extensión, del presente del club.
Etiquetas:

1 comentario:

  1. El triple de Corbacho: https://www.youtube.com/watch?v=wqluLbnLCf8#t=4855

    ResponderEliminar