sábado, 3 de mayo de 2014

Un 3 de mayo como hoy, pero de 1999, falleció en un accidente de tráfico Javier "Tato" Abadía, exjugador del Obradoiro durante dos temporadas y que también militó en otros equipos como Joventut, Cacaolat Granollers, Breogán o Claret. Hace más de un año Javier Ortiz le dedicó un artículo muy recomendable en el que se refería a él como uno de los primeros bases altos que jugaron en España, y del que hoy se cumplen 15 años de su fallecimiento.

Tato Abadía, en el Obradoiro 87-88
(Foto: cedida por Tonecho Lorenzo)
Lo cierto es que Tato Abadía (no confundir con el bigotudo futbolista que militó en el Compos) jugó en el Obradoiro en dos temporadas alejadas en el tiempo. Tras salir de la cantera de la Penya, Abadía recaló en nuestro club en la temporada 83-84. El Obra acababa de descender a la división de plata y esa temporada también acabó mal: con el club bajando a Segunda División. Fue un año además de muchos problemas extradeportivos.

Abadía continuó su carrera por otros clubes y entre 1984 y 1987 llegó a jugar 72 partidos en ACB en Lugo (23), Las Palmas (28) y Granollers (21). Hasta que en el verano del 87 volvió a Santiago para darse una segunda oportunidad con el Obradoiro en Primera B. Pero el resultado volvió a ser el mismo y el Obra terminó la temporada en descenso tras perder el play-out.

Con la camiseta del Granollers, frente al Barça
(Foto de Gigantes, publicada por RetroACB
No hay duda de que, tal como afirma Ortiz, Tato Abadía fue uno de los primeros bases altos nacidos en España. Con su 1,94 era más alto que todos los bases de la época. E incluso a día de hoy, Javier seguiría sobresaliendo por su altura en el puesto de director del equipo. Un accidente de moto en su Cataluña natal acabó su vida hace hoy 15 años. Descanse en paz.
Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario