jueves, 5 de marzo de 2015

Illumbe es sin duda la pista fetiche del Obradoiro. Cuatro veces ha jugado el Obra en el pabellón donostiarra  y cuatro veces ha vencido. Es cierto que en la década de los 70 y los 80 ya había jugado en San Sebastián con resultados no tan buenos, pero desde que está en la ACB las visitas al Gipuzcoa Basket siempre han sido positivas. Esperemos que este sábado continúe la racha y que, un vez logrado el poker de victorias, el Obra consiga lo más difícil todavía: el repoker.

La victoria de 2009, con la añorada camiseta granate
El idilio entre Illumbe y el Obradoiro comenzó en diciembre de 2009. El Obra (con su preciosa camiseta granate) llegaba a San Sebastián en buena dinámica tras haber vencido en Manresa y en casa frente al Unicaja. Y en pleno puente de la Constitución se anotó la victoria (65-69) en un partido en el que brilló un hasta ese momento desconocido Rafa Hettsheimeir (14 puntos, 9 rebotes, 22 de valoración).

Aunque en aquel encuentro brilló lo colectivo frente al individual. Cinco jugadores pasaron de los 10 puntos (Rafa, Kostas, Stanic, Terry y Bulfoni) y el argentino se fue hasta los 15 puntos. Especialmente recordado fue su 2+1 en la parte final del partido que aseguró la victoria para los obradoiristas. Pocos se imaginaban que unos días después conseguirían tumbar al Madrid de Messina, pero esa es otra historia.

En 2010, con dos capitanes vestidos de negro
La temporada 2010-11 comenzó para el Obra en esta misma pista. Fue un partido muy especial para Moncho Fernández, ya que allí logró su primera victoria en ACB como coach obradoirista. Un encuentro extraño en el que el Obra brilló durante 30 minutos (ganaba de 16 al acabar el tercer cuarto) pero que una pájara descomunal nos hizo sufrir en los últimos minutos. Lo importante es que la victoria también volvía para Santiago (68-71).

Entre los hombres de negro brilló aquella mañana Ebi Ere. Ese día se vistió de Jordan y dejó alucinados a todos los obradoiristas que lo vieron por TV. 18 puntos, 8 rebotes y 23 de valoración para completar un partido espectacular. Tras una pretemporada con dudas la cosa empezaba muy bien para nuestro equipo.

Kendall y Mejri en la victoria de la temporada 12-13
De las cuatro victorias que ha logrado el Obradoiro en Illumbe, la de la temporada 12-13 es probablemente la más importante. Fue vital para el Obra porque le permitió seguir soñando con meterse en el play-off, objetivo finalmente cumplido. También era importante para los donostiarras justo por lo contrario: era una de sus últimas balas para evitar el descenso.

Fue un partido extraño, con el Lagun Aro mandando en el marcador durante casi todo el partido. Pero un arreón final del Obra fue suficiente para llevarse el triunfo (73-77). Una gran tarde desde el triple (42%) nos permitió contrarrestar el daño que hizo Doblas sobre la pintura (17-10). La victoria viajó de nuevo a Santiago.

Delas, vital en el triunfo de la temporada 13-14
La más reciente fue la de la temporada pasada, en el primer día de diciembre. Un partido a pocos puntos (63-67) en el que Mario Delas cuajó una actuación sobresaliente, fundamental para llevarnos el triunfo. También se recuerda la aportación defensiva de Corbacho, que ese día logró 8 rebotes... y 2 tapones a favor! Una victoria de mérito pese al pésimo día desde el triple (3/21), contrarrestado por el buen trabajo en el rebote (41 capturas, frente a las 32 del Gipuzkoa).

Con esta última victoria el Obradoiro logró el poker de triunfos (4/4) en el coso de Illumbe. El reto de este sábado es alcanzar el repoker, para dejar la permanencia (el gran objetivo de la temporada) al alcance de la mano.
Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario