martes, 21 de abril de 2015

El playoff que marcó la historia del Obradoiro -y por extensión de la de muchos de sus jugadores, directivos y aficionados- comenzó un 21 de abril de 1990. Hagamos memoria: la temporada 1989-90 en Primera B concluyó con el Obra en una extraordinaria quinta posición entre un total de 16 equipos, lo que le daba derecho a participar en el playoff. La temporada había sido satisfactoria, con un balance de 18-12 y muy cerca del tercero (Syrius Patronato, de Mallorca) y del cuarto (Elosúa León), ambos con 19 victorias. El campeón de la fase regular fue el potente Cajamadrid (23-7), una victoria por encima del subcampeón, el Júver Murcia.

Plantilla del Obradoiro 89-90, en el pabellón de Santa Isabel.
El equipo, entrenado por Manuel Fernández Rey Pirulo y presidido por el empresario de origen palestino Ghaleb Jaber, se vio emparejado con el Cajahuelva en la primera de las dos rondas del playoff. La fase de ascenso se disputaba al mejor de tres encuentros y, de superar la primera ronda, esperaría en la segunda y definitiva el vencedor del Júver-Syrius Patronato. Huérfana de deporte de máximo nivel (la SAD Compostela navegaba por la Tercera División), la ciudad de Santiago soñaba con volver a la élite del baloncesto tras su efímero paso en la temporada 82-83.

La base del Obradoiro 89-90 la conformaba un pivot norteamericano, Victor Anger (15), drafteado en el 84 por Portland y que antes de recalar en Compostela había jugado en ACB (Cacaolat, Breogán), en Tradehí Oviedo o en Cajamadrid. Junto a él, los hermanos Chema Solsona (4) y Paco Solsona (5), Jordi Morella (13), Pepe Collins (10), Popocho Modrego (7), Valentín Baeza (6), Paco Dosaula (14), José Luis Criado (11) y Chicho Herranz (9). Esa temporada también participó en algunos partidos Carlos Suárez, actual presidente del Real Valladolid. Junto a ellos, Tonecho Lorenzo (ayudante), Owi Cameron y Óscar Martínez (delegados), Marque (médico) y José Andrés (Fisio).

LA PRIMERA ELIMINATORIA: EL CAJAHUELVA

En el Cajahuelva sobresalía el pívot puertorriqueño Jerome Mincy, un 2,03 que había sido drafteado por los Knicks en el 86 y que -por suerte para el Obradoiro- llegó a Santiago tocado. Mincy logró una prolífica carrera en su país, en Argentina (con Boca) en Europa (Roanne francés) y también con su selección, con la que disputó nada menos que tres JJ.OO. (Seúl, Barcelona y Atlanta) y cinco mundiales (1986, 90, 94, 98 y 2002). En este último, el de Indianápolis, compartió vestuario con desconocidos como Piculín, Arroyo, Daniel Santiago o Ayuso.

Mincy (17), con los Vaqueros de Bayamon
También formaban parte del equipo andaluz jugadores como Pepón Artiles, Antonio Márquez o Cristóbal Rojas. El Huelva era un club relativamente joven, ya que el Cajahuelva había comenzado su andadura como tal en 1984, siguiendo el camino andado por el CB Huelva 76. Pero estaba creciendo como entidad a pasos agigantados y en la temporada 97-98 llegaría a jugar en ACB.

El primer partido de la eliminatoria se jugó en el pabellón de Santa Isabel (el viejo de Sar estaba en pleno proceso de demolición) la tarde del sábado 21 de abril de 1990. Y la victoria recayó del lado gallego por 82-73, en un partido muy igualado (concluyó 40-37 al descanso) que el Obradoiro logró decidir en los minutos finales. La victoria local significaba un paso importante en el camino a la ACB, porque el equipo gallego se garantizaba un tercer partido en la capital gallega si fuese necesario.

FICHA TÉCNICA [1º Partido, 1/4 Final]:
-Obradoiro (82): Modrego (4), Paco Solsona (20), Dosaula (15), Baeza (6), Anger (14), Chema Solsona (11), Morella (3), Pepe Collins (4), Criado (5).
-Cajahuelva (73): Márquez (12), Rojas (9), Mincy (10), García (4), Solana (1), Rosa (9), Talaverón (2), Gómez (5), Madoz (8), Artiles (13).

El segundo partido se jugaría en Huelva el siguiente sábado, 28 de abril. El encuentro resultó muy disputado pero acabó cayendo del lado andaluz (74-71), que fue por delante durante todo el encuentro aunque con ventajas mínimas. La gran aportación de Pepón Artiles (22 puntos, 11 rebotes) resultó determinante en el resultado final.

Rojas (Foto: H.Inf)
FICHA TÉCNICA [2º Partido, 1/4 Final]:
-Cajahuelva (74): Márquez (4), Rojas (7), Mincy (5), García (5), Solana (4), Rosa (10), Talaverón (4), Gómez (13), Madoz (-), Artiles (22).
-Obradoiro (71): Modrego (4), Paco Solsona (10), Dosaula (4), Baeza (2), Anger (14), Chema Solsona (18), Morella (-), Pepe Collins (11), Criado (12).

El empate obligó a jugar un tercer partido en Santiago el martes siguiente, que era jornada festiva por celebrarse el 1 de mayo. Una magnífica defensa local y una salida en tromba en la segunda mitad cimentó el triunfo compostelano (69-59), apoyado por cuatro jugadores por encima de los diez puntos.

FICHA TÉCNICA [3º Partido, 1/4 Final]:
-Obradoiro (69): Modrego (8), Paco Solsona (10), Dosaula (11), Baeza (2), Anger (12), Chema Solsona (9), Morella (-), Pepe Collins (11), Criado (6).
-Cajahuelva (59): Márquez (15), Rojas (9), Mincy (13), García (-), Solana (3), Rosa (3), Talaverón (-), Gómez (-), Madoz (2), Artiles (14).

El Júver Murcia había solventado sin problemas (82-72 y 86-103) su eliminatoria contra el Syrius balear, por lo que el equipo murciano era la última piedra que tenía el Obradoiro en el complicado camino a la élite del baloncesto español.

LA ELIMINATORIA DECISIVA: EL JUVER MURCIA

La eliminatoria más polémica de la historia del baloncesto español arrancó en tierras levantinas cuatro días después, el 5 de mayo de 1991. Se jugaría al mejor de cinco encuentros y enfrentaba al Obradoiro con el Júver Murcia, un equipo con un potencial enorme y confeccionado con el claro objetivo de jugar la siguiente temporada en ACB, como finalmente sucedió.

La columna vertebral de aquel Júver la conformaban dos hombres. Uno era el veterano pívot Mike Phillips, campeón de Liga, Copa y Recopa con el Barça a principios de los ochenta y que llegó a ser máximo anotador de la ACB en la temporada 85-86 con el Español. El otro puntal era Esteban Pérez, un hispanoargentino fichado ese verano cuya ficha (tramitada como español gracias a un DNI falso) desencadenó toda la batalla judicial posterior.

Plantilla del Júver Murcia, temporada 89-90 
(Foto: Blog de Paco García)
Pero el potencial del Murcia no terminaba ahí. En la plantilla también figuraban Emilio Nicolau (ex de Huesca y Caja Ronda), Jota Davalillo (ex del Caja Bilbao y posterior presidente del Basket Bilbao), Miki Abarca, Quique Azcón, Morty de Francisco (estos tres últimos acabarían jugando en el Obra), Adolfo Fernández... El equipo murciano llegaba pletórico al play-off tras comenzar la temporada de forma irregular, lo que le valió el puesto a Paco García y su sustitución por Felipe Coello.

El primer partido, aquel sábado 5 de mayo, fue recordado largamente en el equipo compostelano por varias razones. La primera, por los graves incidentes al término del partido entre varios aficionados locales y el jugador santiagués Paco Solsona, que el año anterior había militado en el Júver y que denunció haber recibido insultos durante el encuentro. Uno de los aficionados se llevó un puñetazo y fue hospitalizado. Otro sufrió una luxación, según contaron los medios locales. Ambos denunciaron a Solsona, que también presentó una denuncia tras sufrir heridas en la espalda al ser golpeado con una bandera. La FEB acabaría metiendo un año de sanción al jugador y una fuerte multa económica (200.000 pesetas de la época) al equipo local.

A los incidentes en la cancha del Príncipe Felipe se le unió un pésimo resultado para el Obradoiro (90-86) que ponía en ventaja al equipo murciano. El Júver llegó a dominar por 20 puntos y mandaba con claridad al descanso (52-40), aunque el Obra remontó y rozó la proeza. Pero la aportación de Esteban Pérez (23-7) y de Phillips (18-12) hizo inútil la remontada gallega. De nada valió el partidazo de Paco Dosaula (máximo anotador con 25 puntos) o de Anger (20-14).

FICHA TÉCNICA [1º Partido, 1/2 Final]:
 -Júver Murcia (90): Azcón (10), Nicolau (23), Davalillo (7), E.Pérez (23), Phillips (18), Abarca (3), Martín.de Francisco (6), Fernández (-).
-Obradoiro (86): Modrego (2), Paco Solsona (5), Dosaula (25), Baeza (4), Anger (20), Chema Solsona (9), Morella (-), Pepe Collins (6), Criado (15).

Llega el segundo partido y el Obra intenta tomarse la revancha en Santiago. Fue la tarde del sábado 12 de mayo en un pabellón de Santa Isabel lleno de aficionados, pero el Júver volvió a imponerse (87-93) y conseguía situarse con un 2-0 muy franco. Se repetía el mismo patrón del primer encuentro. Comenzaba con una salida fulgurante del equipo murciano, que llegaba al descanso dominando por nueve puntos (37-46).

Lance del Obradoiro-Júver, en Santa Isabel
La reacción del Obra en la segunda mitad, con una actuación memorable de Victor Anger (27 puntos y 9 rebotes) y de los hermanos Solsona, probablemente hipermotivados por el mal trago sufrido durante el fin de semana anterior. Pero la remontada no se culminaba y Júver acababa llevándose el partido, gracias a la decisiva aportación de Jota Davalillo (27-8) y sobre todo de Esteban Pérez, al que sólo las cinco faltas personales cometidas le impidieron mejorar su hoja de servicio aquel día: 25 puntos y 6 rebotes. Cifras que demuestran la relevancia que tuvo Pérez en aquel play-off y a lo largo de la temporada regular, tal como se encargaron de demostrar, estadísticas en mano, abonados del CAB Obradoiro como Javier Suárez.

FICHA TÉCNICA [2º Partido, 1/2 Final]:
-Obradoiro (87): Modrego (6), Paco Solsona (13), Dosaula (12), Baeza (2), Anger (27), Chema Solsona (15), Morella (-), Pepe Collins (8), Criado (4).
 -Júver Murcia (93): Azcón (7), Nicolau (14), Davalillo (27), E.Pérez (25), Phillips (16), Abarca (-), Martín.de Francisco (4), Fernández (-).

Tocaba la heroica. La misión imposible. Remontar un 2-0 en la cancha de uno de los mejores equipos de la categoría. El Obra lo tenía demasiado complicado y no hubo milagro. En aquel tercer partido el equipo murciano no alinea a Esteban Perez, que argumenta una lesión para no disputar el encuentro pese a que ya se había extendido el rumor de que los santiagueses impugnarían la eliminatoria. El Obra tampoco contaba con Paco Solsona, ya sancionado por la FEB por los incidentes del primer partido.

Esteban Pérez, en la actualidad (El Correo Gallego)
En un ambiente ensordecedor y con la afición volcada, el Júver domina durante todo el encuentro y acaba llevándose el partido (89-80), la eliminatoria y el ascenso a la ACB, en compañía del Elosúa León. Ni tan siquiera la portentosa actuación de Victor Anger (38 puntos, 10 rebotes) fue suficiente para variar el panorama. Era la tarde del sábado 19 de mayo de 1990, última ocasión en que el CAB Obradoiro disputó un partido para ascender a la máxima categoría del baloncesto español. Comenzaba la época de las tinieblas para el club compostelano.

FICHA TÉCNICA [3º Partido, 1/2 Final]:
 -Júver Murcia (89): Azcón (2), Nicolau (19), Davalillo (20), Phillips (15), Abarca (18), Martín.de Francisco (8), E. Fernández (4), J.C. Fernández (2). 
-Obradoiro (80): Modrego (8), Dosaula (6), Baeza (-), Anger (38), Chema Solsona (5), Morella (2), Pepe Collins (15), Criado (6)

La impugnación de la eliminatoria se hizo oficial la siguiente semana. Pero el resultado efectivo de ese play-off tardó en llegar más de 19 años. Fue el 10 de octubre de 2009, cuando el Obradoiro debutaba contra el FC Barcelona en la ACB. Ahora, pasados 25 años, el Obra recuerda aquel play-off en el mejor momento de su historia.

(Artículo original escrito en 2011 y actualizado en abril de 2015)

domingo, 19 de abril de 2015

Sobre Paco Dosaula ya hemos hablado en este blog. Ahora toca recordar en un breve vídeo su forma de jugar: un alero alto, de 2 metros, con muy buen tiro exterior y sobre todo con unos fundamentos técnicos espectaculares. Fintar, pivotar, apoyarse en el tablero... Aspectos que se siguen enseñando en las escuelas de basket, pero que en el deporte actual parecen haber pasado a un segundo plano frente a las capacidades físicas.


Dosaula tiene un hueco en la historia del Obradoiro por una razón: es uno de los pocos jugadores, quizás el único, que militó en el Obra en tres etapas distintas. Paco formó parte del club entre 1986 y 1988, y después en dos temporadas más: la 1989-90 y la 1991-92.

sábado, 4 de abril de 2015

Hay algo que une el pasado del Obradoiro y del Baloncesto Sevilla. Sucedió en la parte final de la década de los 80. El entonces Caja San Fernando disputaba sus primeros partidos oficiales como club en la Primera B y, tras un inicio con muchas dudas, en la cuarta jornada de la temporada 1987-88 consiguió la primera victoria de su historia. ¿Y quién fue el rival? Pues el Obradoiro de Santiago. Vamos a recordar aquel partido en el que hubo un protagonista... Terry White.

Primera plantilla del Caja San Fernando (Temp. 87-88)
(Foto: Wikicaja)
23 de septiembre de 1987. El Feiraco Obradoiro viaja a Sevilla para enfrentarse a un Caja San Fernando que todavía no conoce la victoria (tres derrotas en otros tantos partidos) y que está teniendo un inicio de temporada complicado. Es la cuarta jornada pero el entrenador ya no estaba (Arturo Montequi) y el proyecto comenzaba a tambalearse. Era un proyecto de reciente creación, dado que Sevilla debutaba en el basket profesional tras haber comprado los derechos deportivos del Seguros Caudal (Dribling de Madrid).

Pero el principal señalado era Terry White. Se suponía que tenía que ser la estrella del equipo. Pivot de 2,05 de altura, había hecho muy buenas temporadas en el Baskonia en ACB entre 1984 y 1986. Pero su rendimiento hasta ese día estaba siendo pobre, lejos de lo que la afición sevillana esperaba de él. Sobre White hay un gran artículo de nuestro compañero Javier Ortiz en el que cuenta lo estrambótico que era este jugador, capaz de llegar al pabellón para jugar un partido en plenos carnavales disfrazado de jeque árabe.


Junto a White, formaban parte de aquel Caja San Fernando nombres conocidos como Quique Azcón (que años después jugaría en el Obradoiro) o Toño Martín. El Feiraco Obradoiro estaba liderado por la pareja Bill Collins-Mike Schultz, acompañados de otros conocidos como Dosaula, Mario Iglesias, Tato Abadía o Julio Torres. Un equipo diseñado teóricamente para el ascenso, al igual que el sevillano.

Lo que se esperaba que fuese un partido igualado se convirtió en un encuentro muy dócil para los andaluces. La victoria se quedó en casa (97-74) y el Baloncesto Sevilla se anotó así el primer triunfo de su historia. Un triunfo en el que fue decisivo Terry White con sus 33 puntos y 10 rebotes. "Muy discutido en las dos últimas semanas más por los directivos que por los propios técnicos, ofreció un auténtico recital de buen juego, extraordinario porcenaje en el tiro y dominio de los rebotes", relataba la crónica de El Correo de Andalucía.

Terry White, rodeado de jugadores del Obradoiro
Caja San Fernando-Feiraco, temporada 87-88
El Caja San Fernando salió muy enchufado al partido y pronto se puso con un parcial de 10-2. Al descanso mandaba con solvencia (48-27) y aunque el Obra llegó a ponerse a 10 puntos en la segunda mitad, acabó cediendo con claridad y regresando a Santiago con una buena paliza.

Porque al excepcional partido de White se le unió la anotación de Mark Crow, un veterano alero que había fichado el Caja de la liga italiana y que ese día consiguió 23 puntos. El partido para el Obra fue pésimo en todos los sentidos: derrota con claridad y por encima Bill Collins se marchó lesionado.


Como curiosidad, la crónica de El Correo de Andalucía aprovechaba para aconsejar a Terry White (al que mencionan como "el discutido morenito") que abandonase su agitada vida nocturna para triunfar en la capital hispalense. Y lo cierto es que todo cambió desde aquel día. Aunque el Caja no llegó a lograr el ascenso a ACB, desde ese partido inició una gran racha con 9 victorias en 10 partidos. Y White pasó a estar entre los máximos anotadores y reboteadores de la Primera B.

Pero lo más importante para el Baloncesto Sevilla es que con ese triunfo inauguró su casillero de victorias como club, a costa del Obradoiro. Este domingo, casi 30 años después, vuelven a verse las caras.