sábado, 4 de abril de 2015

Hay algo que une el pasado del Obradoiro y del Baloncesto Sevilla. Sucedió en la parte final de la década de los 80. El entonces Caja San Fernando disputaba sus primeros partidos oficiales como club en la Primera B y, tras un inicio con muchas dudas, en la cuarta jornada de la temporada 1987-88 consiguió la primera victoria de su historia. ¿Y quién fue el rival? Pues el Obradoiro de Santiago. Vamos a recordar aquel partido en el que hubo un protagonista... Terry White.

Primera plantilla del Caja San Fernando (Temp. 87-88)
(Foto: Wikicaja)
23 de septiembre de 1987. El Feiraco Obradoiro viaja a Sevilla para enfrentarse a un Caja San Fernando que todavía no conoce la victoria (tres derrotas en otros tantos partidos) y que está teniendo un inicio de temporada complicado. Es la cuarta jornada pero el entrenador ya no estaba (Arturo Montequi) y el proyecto comenzaba a tambalearse. Era un proyecto de reciente creación, dado que Sevilla debutaba en el basket profesional tras haber comprado los derechos deportivos del Seguros Caudal (Dribling de Madrid).

Pero el principal señalado era Terry White. Se suponía que tenía que ser la estrella del equipo. Pivot de 2,05 de altura, había hecho muy buenas temporadas en el Baskonia en ACB entre 1984 y 1986. Pero su rendimiento hasta ese día estaba siendo pobre, lejos de lo que la afición sevillana esperaba de él. Sobre White hay un gran artículo de nuestro compañero Javier Ortiz en el que cuenta lo estrambótico que era este jugador, capaz de llegar al pabellón para jugar un partido en plenos carnavales disfrazado de jeque árabe.


Junto a White, formaban parte de aquel Caja San Fernando nombres conocidos como Quique Azcón (que años después jugaría en el Obradoiro) o Toño Martín. El Feiraco Obradoiro estaba liderado por la pareja Bill Collins-Mike Schultz, acompañados de otros conocidos como Dosaula, Mario Iglesias, Tato Abadía o Julio Torres. Un equipo diseñado teóricamente para el ascenso, al igual que el sevillano.

Lo que se esperaba que fuese un partido igualado se convirtió en un encuentro muy dócil para los andaluces. La victoria se quedó en casa (97-74) y el Baloncesto Sevilla se anotó así el primer triunfo de su historia. Un triunfo en el que fue decisivo Terry White con sus 33 puntos y 10 rebotes. "Muy discutido en las dos últimas semanas más por los directivos que por los propios técnicos, ofreció un auténtico recital de buen juego, extraordinario porcenaje en el tiro y dominio de los rebotes", relataba la crónica de El Correo de Andalucía.

Terry White, rodeado de jugadores del Obradoiro
Caja San Fernando-Feiraco, temporada 87-88
El Caja San Fernando salió muy enchufado al partido y pronto se puso con un parcial de 10-2. Al descanso mandaba con solvencia (48-27) y aunque el Obra llegó a ponerse a 10 puntos en la segunda mitad, acabó cediendo con claridad y regresando a Santiago con una buena paliza.

Porque al excepcional partido de White se le unió la anotación de Mark Crow, un veterano alero que había fichado el Caja de la liga italiana y que ese día consiguió 23 puntos. El partido para el Obra fue pésimo en todos los sentidos: derrota con claridad y por encima Bill Collins se marchó lesionado.


Como curiosidad, la crónica de El Correo de Andalucía aprovechaba para aconsejar a Terry White (al que mencionan como "el discutido morenito") que abandonase su agitada vida nocturna para triunfar en la capital hispalense. Y lo cierto es que todo cambió desde aquel día. Aunque el Caja no llegó a lograr el ascenso a ACB, desde ese partido inició una gran racha con 9 victorias en 10 partidos. Y White pasó a estar entre los máximos anotadores y reboteadores de la Primera B.

Pero lo más importante para el Baloncesto Sevilla es que con ese triunfo inauguró su casillero de victorias como club, a costa del Obradoiro. Este domingo, casi 30 años después, vuelven a verse las caras.
Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario