miércoles, 13 de abril de 2016

Este domingo el Obradoiro jugará en Madrid su partido número 200 en ACB. Dos centenares de encuentros en los que ha habido casi todo. Aquí tenéis una selección de diez partidos difíciles de olvidar, que podéis revivir a través del blog de Mirón. Y seguro que alguno queda fuera. ¿Con cuál te quedas?

1. El estreno (Obra-Barça 09-10)


Octubre de 2009. Sólo tuvieron que pasar 17 años para que el Obradoiro volviese a jugar un partido en competición profesional. El resultado (63-80) de aquella tarde histórica contra el Barça fue lo de menos. El Obra cumplía por fin el sueño de jugar en la ACB, ante su público y contra el vigente campeón de liga. En Fontes do Sar no cabía ni un alfiler. Y muchos de los presentes era la primera vez que veían al Obradoiro. Demasiado tarde, pero por fin se había hecho justicia. (Foto: ECG)

2. La salvación (Obra-Valencia 11-12)




Una tarde-noche de mayo inolvidable para toda la afición obradoirista. ¿Los motivos? Lograr la permanencia en ACB por primera vez en 42 años de existencia del club. El último cuarto de Oriol. Los triples de Corbacho y su camiseta de homenaje a Tonecho. La alegría tras la decepción unos días antes en Valladolid. Un Fontes do Sar a rebosar pese a ser día laborable. La única victoria (hasta la fecha) contra Valencia. Muchas razones ¿Cómo olvidar aquel 76-62? (Foto: Blog de Mirón)

3. La primera (Obra-Fuenlabrada 09-10)

Cuatro derrotas en los primeros cuatro partidos en ACB. Hasta que llegó el invicto Fuenlabrada a Sar y el Obradoiro consiguió su primera victoria en la élite. Un triunfo amplio (86-66) que servía como mensaje a navegantes: ese Xacobeo Blusens iba en serio. Algunos habían pronosticado en verano que el Obra sería la comparsa de la ACB. No sabían lo que vendría después, pese a una segunda vuelta que tampoco nadie esperaba. (Foto: ACB)

4. La sufrida (Manresa-Obra 09-10)





Fue un domingo por la tarde y no hubo más remedio que enterarse a través de la radio, porque la TV no estaba presente en el Nou Congost el día que el Obradoiro logró su primera victoria a domicilio en ACB.Vasileiadis y Bulfoni -siete triples entre ambos- se vistieron de francotiradores ese 8 de noviembre de 2009. Y así llegó una victoria poco lucida (62-72) pero que suponía un paso más en la consolidación del Obra como un equipo capaz de competir con cualquiera. Un triunfo de transistores (Foto: ACB)

5. La resurrección (Unicaja-Obra 11-12)



En el peor momento posible y en una cancha siempre complicada como el Martín Carpena. Así se produjo la resurrección del Obradoiro en la temporada 11-12. Un partido extraño, con una anotación paupérrima (la 4ª más baja de Unicaja como local en liga regular en toda su historia) y un susto en forma de desmayo de Ebi Ere. Pero aquel 54-69 supuso un punto de inflexión en una campaña que apuntaba a dramática y se acabó convirtiendo en histórica. (Foto: ACB)

6. El sueño logrado (Obra-Bilbao 12-13)



¿Sobresaliente o matrícula de honor? En la práctica, eso era lo que se jugaba el Obradoiro aquella inolvidable mañana de mayo. Una fiesta con final feliz. Juego coral con seis jugadores por encima de los diez puntos, entre ellos un maverick llamado Salah Mejri (12 ptos/14 reb). Y lo que parecía un sueño difícil de alcanzar pasó a ser una realidad. Aquel 79-73 coló al Obra entre los ocho mejores equipos de la ACB. El Obradoiro 2012-13 era equipo del playoff, dejando fuera al Unicaja. Una auténtica hazaña que, con el paso del tiempo, se valorará todavía más. Matrícula de honor. (Foto: Fruqui)

7. El prestigio (Barça-Obra 12-13)


"No os caguéis, lo tenemos". Cualquiera que viese aquel partido recordará las palabras de Moncho Fernández cuando el Obra rozaba la victoria en el coliseo blaugrana. Un triunfo (54-62) que acabó llegando a base de defensa -a día de hoy sigue siendo la menor anotación del Barça como local en toda su historia ACB- y que anticipaba una temporada inolvidable. Victoria de prestigio, la única conseguida en el Palau por un equipo gallego en la élite del basket español. (Foto: aquí)

8. La pesadilla (Bilbao-Obra 09-10)


No todo iban a ser tardes de gloria. Si hablamos de partidos difíciles de olvidar, el 98-58 de Barakaldo tiene que ocupar un lugar destacado. Es cierto que el drama pudo ser peor (-46 al final del tercer cuarto), triste consuelo para una afición hundida por la imagen ofrecida aquel 5 de abril de 2010. El Obradoiro estaba roto. Pintaban bastos. Fue la peor tarde posible con el Bilbao Basket como invitado. Aguantar hasta el final sin apagar la televisión fue muestra de obradoirismo pata negra. Una pesadilla. (Foto: ACB)

9. El derroche (Obra-Murcia 14-15)



Con 62 puntos entre el tercer y el último cuarto y dejando al rival en solo 18, el Obradoiro se hizo un hueco en la historia de los récords de la ACB. Una alegría inesperada que el Obra le regaló a su afición tras un inicio de segunda vuelta un tanto dubitativo. Es probable que nunca volvamos a ganar a un rival por 52 puntos de diferencia. Ni que lo doblemos en el resultado (104-52). Por eso conviene guardar en la memoria todas las sensaciones experimentadas aquel 14 de marzo de 2015.

y 10. El éxtasis (Obra-Real Madrid 09-10)


Para quien escribe, este es el partido más inolvidable de los (casi) 200 partidos del Obradoiro en ACB. Han pasado más de seis años desde el 13 de diciembre de 2009, pero algunos recuerdos de aquella mañana de domingo siguen muy frescos. Llegaba a Sar el invicto Real Madrid de Messina. Contra un Obradoiro construido -en lo deportivo- desde 0 en ese verano, y con el pivot titular lesionado. El resto es historia, porque ese 78-68 es patrimonio de todos los obradoiristas. Un milagro de esos que el basket regala de vez en cuando. Lo dijo Gigantes: "Gloria para el Xacobeo".
Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario